jueves, 18 de septiembre de 2008

Vaticano pide omitir el término Yahvé


Me acabo de enterar gracias al sistema informativo de Zenit, que el vaticano acaba de pedir omitir el término de Yahvé en las oraciones y demas documentos y actividades litúrgicas propias de la iglesia, esto por cuanto, dicho término encierra la grandeza de nuestro Señor.

Ahora esto a mi me pone a pensar en un pequeño retroceso por parte de Benedicto XVI, con respecto al Concilio Vaticano II, y esto pq desde el concilio los cristianos hemos ido aprendiendo a ver a Dios como nuestro verdadero padre, como nuestro papá "ABBA", con el que podemos hablar con toda tranquilidad, con toda confianza como "hijos adoptivos suyos", según las palabras del propio San Pablo. Entonces, pienso, talvez equivocado estoy, que si habiamos dado ese gran paso, ahora con esta nueva visión que nos quiere dar el vaticano, vamos a volver a los tiempos antiguos en los que Dios era alguien a quien no podiamos alzar a ver.
No me parece una buena idea en tiempos en los que el mundo esta tan sumergido en el paganismo, el materialismo y las bajas pasiones por andar en busca de amor, un mundo que realmente lo que necesita es conocer a este padre celestial lleno de amor y fraternidad; lo que menos me parece que en estos momentos se necesita es volver a los origenes del monoteismo yahvista, de nuestros padres los judios, los cuales veian a Dios como un Dios castigador.

Pues espero estar equivocado, porque realmente en mi vida me ah ayudado mucho el conocer a este Señor lleno de amor, sobre todo en los momentos en los que mas me eh sentido solo.

3 comentarios:

  1. Es una medida por ecumenismo. Al ser algo que molesta a los Judíos (ver que alguien usa la palabra Yaveh) se decide evitar pero usando otros términos que a ellos no les moleste (Dios, Padre, etc).

    Yo lo veo bien dentro del contexto ecumenismo al que tiende la Iglesia, sobre todo con Juan Pablo II y nuestro actual Papa.

    Un saludo y buen blog te montaste, ánimo y no lo abandones!!!

    ;)

    ResponderEliminar
  2. Ya he estado en otras páginas y ¡cada cosa que me encuentro! Oye carnal, la verdad creo que deberíamos dedicarnos a evangelizar con la vida (actitudes, hechos en el trabajo, escuela...) que lleven a otros a preguntarnos por qué vivimos diferente. Cuando logremos eso y no presumir o gritar que estamos en algún grupo a través de cosas no ordinarias, haabremos aprendido la GRANDEZA DE LA VIDA CORRIENTE. "todo lo demás viene del diablo"...
    Esto lo digo con respecto al nombre. Ecuménico hermano. Lee, busca, cuestiona. Me parece que te falta mucha lectura con respecto a tu Iglesia. Aplaudo tu blog y respeto tu trabajo. Pero parece que ni tú mismo entiendes algunas cosas de tu Iglesia. ¿cómo la defiendes entonces? Espero no con palabras: hechos, palabra que resuena en las acciones sin necesidad de mencionar el nombre de Dios; si lo hicieras y no eres coherente, usarías el nombre de Dios en vano.
    Saludos. deja tantito la compu y ponte a trabajar (y leer) en serio.

    ResponderEliminar
  3. Me anime a dejar un comentario por cuanto no me parece retroceso, tú mismo, lo dices, podemos llamar a Dios de tantas otras formas guardar el Santo Nombre para cumplir una de las palabras del decálogo, -la de no tomar el nombre de Dios en vano- , aprovechemos la lección y comencemos a llamarle de la forma como Cristo nos ha enseñado "Padre Nuestro"

    ResponderEliminar